Cómo estimular a los niños para hacer deporte


Por qué los niños deben hacer deporte

Actualmente, la mayoría de los padres son conscientes de los beneficios que el deporte aporta a sus hijos. Por ello, cada vez es más frecuente que traten de introducirles en alguna actividad deportiva desde temprana edad, procurando despertarles el interés por la misma y el deseo de practicarla, con el fin de que realmente se aficionen y la realicen durante un periodo largo de tiempo.

Contribuye a su desarrollo físico y al desarrollo de las funciones motoras y cognitivas, cuando éste se practica habitualmente. Puede evitar o reducir los problemas que el sedentarismo conlleva, como obesidad, colesterol, etc. Es muy importante como medio para que los niños se diviertan, se relacionen, aprendan a jugar y mejoren su autoestima. Con el deporte los niños encuentran un entretenimiento y una posibilidad para hacer más amigos y relacionarse. Es una actividad perfecta para cubrir el tiempo de ocio de pequeños y adolescentes. Los niños necesitan mucha actividad y entretenimiento por lo que el deporte puede ser el mejor medio para satisfacer estas necesidades.

  • Contribuye a su desarrollo físico y al desarrollo de las funciones motoras y cognitivas, cuando éste se practica habitualmente.
  • Puede evitar o reducir los problemas que el sedentarismo conlleva, como obesidad, colesterol, etc.
  • Es muy importante como medio para que los niños se diviertan, se relacionen, aprendan a jugar y mejoren su autoestima.
  • Con el deporte los niños encuentran un entretenimiento y una posibilidad para hacer más amigos y relacionarse.
  • Es una actividad perfecta para cubrir el tiempo de ocio de pequeños y adolescentes. Los niños necesitan mucha actividad y entretenimiento por lo que el deporte puede ser el mejor medio para satisfacer estas necesidades.

A través del deporte desarrollan al máximo su psicomotricidad, hacen ejercicio, desarrollan destrezas, obtienen mayor coordinación, agilidad, resistencia, velocidad, etc., aprenden a respetar a sus compañeros, unas reglas de juego y a saber comportarse ante la derrota o la victoria.

Cómo despertarles el interés por el deporte

En las familias donde se practica habitualmente el deporte, tanto por los padres como por los hijos, es más fácil que todos los miembros de la familia se aficionen por alguna actividad deportiva o por el deporte en general.
El estímulo de los padres es fundamental, realizar actividades deportivas juntos despierta el interés de los pequeños para quienes montar en bicicleta, encestar canastas, jugar a las palas, al tenis, al fútbol o simplemente tirar a portería con sus padres, supone una gran estímulo deportivo y una gran diversión.
Regalarle cosas que estén relacionadas con el deporte que practica sirve para estimularlo. Así por ejemplo, el día de su cumpleaños podemos regalarle una canasta de baloncesto, una portería de fútbol o una raqueta de tenis en vez de un DVD. Siempre debemos tener presente que los materiales deportivos deben estar adaptados a la edad del niño, habrá diferentes tamaños según la edad o las medidas físicas.
A partir de los 5 ó 6 años, es la edad ideal para iniciarlos en la práctica de alguna actividad física que le permita jugar en movimiento. Los deportes más recomendados a esta edad son los que se realizan en equipo. Son más divertidos para ellos porque les permiten relacionarse como otros niños y aprenden a jugar formando parte de un equipo.
Los padres deben tener un papel activo, facilitando a su hijo las exigencias que la práctica de ese deporte conlleva, llevándolo a los entrenamientos y a los partidos aunque ello les suponga un esfuerzo.
Deben interesarse por su relación con el entrenador y sus compañeros de equipo, a la vez que tienen que estar al corriente de la liga, torneos o competiciones que realice. La preocupación e interés de los padres ayudarán a que el pequeño fortalezca su afición.
Es fundamental que el objetivo de los padres no sea que su hijo sea el mejor o sobresalga en la actividad elegida. El objetivo de esta afición es que el pequeño disfrute y se aleje de la rutina escolar y familiar.

¿Qué deporte elegir?

Los padres deben propiciar en su casa un ambiente deportivo. Crear espacios o llevarlos a lugares apropiados donde poder jugar para que el pequeño pueda ir descubriendo sus preferencias y habilidades por algún deporte concreto y así poder elegir acertadamente.
Es importante buscar actividades que le diviertan y le hagan sentir cómodo de acuerdo a sus condiciones físicas y sus deseos, sin olvidar, que es el niño quien debe elegir el deporte que desea realizar. Los padres pueden orientarle en función de sus aptitudes físicas o incluso de sus preferencias, pero no pueden obligarle; ha de ser él quien debe elegir.
Cuando veamos que tiene cierta predisposición a algún deporte concreto, podemos facilitárselo, inscribiéndolo en algún equipo o club deportivo.
Es importante que le expliquemos que el deporte elegido no será un pasatiempo repentino, que podrá abandonarlo cuando se canse o no encuentre los resultados esperados, sino que requiere constancia, esfuerzo y disciplina para obtener buenos resultados.

Comments & Responses

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.