Taeguk i Chang


TAEGUL I CHANG

TAE – lo sereno, el lago.

TAE significa la hija menor, y tiene por imagen el lago su atributo de alegría. La alegría no se funda, como bien podría parecer, en la blandura que se destaca en la línea superior. La cualidad del principio blando, o bien oscuro, no es la alegría sino la melancolía. La alegría e funda en que en el interior haya dos trazos fuertes, que se manifiestan por mediación de la blandura.

La verdadera alegría se basa, pues, en la condición de que por dentro haya firmeza y fuerza, y en estas cualidades, hacia fuera, se presentan con suavidad y dulzura.

El ánimo alegre es contagioso, pero la alegría requiere como fundamento la constancia, con el fin de que no degenere en algo indomable. En el corazón han de morar la verdad y la fortaleza, mientras que en el trato debe aparecer la dulzura. De este modo adoptará uno la actitud correcta, y así podrá lograr algo. Por el mero amedrantamiento, sin dulzura, puede en ciertos casos lograrse algún resultado momentáneo, pero no será duradero. Cuando uno conquista los corazones de los hombres gracias a su amabilidad, el efecto será que ellos asuman de buen grado todas las circunstancias penosas, que no se arreden ni siquiera ante la muerte.

Lagos que reposan uno sobre el otro: la imagen de lo sereno. Un lago se evapora hacia arriba, y así, paulatinamente, se agota. Pero cuando dos lagos se enlazan no será fácil que se agoten, pues uno enriquece al otro. Lo mismo ocurre en el campo científico. La ciencia ha de ser una energía refrescante, vivificante y únicamente puede llegar a serlo en el trato estimulante entre amigos de ideas afines, con los que uno habla. Así, el saber adquiere múltiples aspectos y cobra una serena liviandad, a diferencia del saber de los autodidactas que denota siempre una característica del saber de los autodidactas que denota siempre una característica un tanto pesada y unilateral.

Esquema Gráfico

TAEGUK I CHANG

TAEGUK I CHANG

Video