Taeguk il Chang


TAEGUK IL CHANG

KON – lo creativo, el cielo

El signo se compone de trazos enteros. Los trazos enteros corresponden a la protoenergía o energía primaria, luminosa, fuerte, espiritual, activa. El signo es total y uniformemente fuerte en su naturaleza. Puesto que no le afecta ninguna debilidad, es en sí mismo, y de acuerdo con su cualidad intrínseca, la fuerza, la energía, y se representa como entidad no condicionada por determinadas circunstancias no especiales. Se la concibe, por tanto, como movimiento. Debe considerarse como fundamento de este movimiento en el tiempo. Así pues, el signo involucra también el poder del tiempo y el poder de la perseveración en el tiempo.

En el signo ha de tenerse en cuenta, constantemente, una doble interpretación: La macrocósmica y la correspondiente a la acción del mundo humano. Con respecto al acontecer universal, se expresa en el signo la fuerte acción creativa de la divinidad. Aplicando el signo al mundo humano, denota la acción creadora del santo y del sabio, el gobernante y el conductor de hombres, que merced a su fuerza despierta y desarrolla en estos últimos su esencia más elevada.

La imagen del signo KON es el cielo, indica que existe un solo cielo, el movimiento del cielo, un movimiento circular completo en el ciclo de un día. El signo implica que a cada día sigue otro, lo cual engendra la representación del tiempo, y simultáneamente representa la duración, en el tiempo y más allá del tiempo, indicando un movimiento que jamás se detiene. Esta duración del tiempo da la imagen de la fuerza tal y como le es propicia a lo creativo.

Esquema Gráfico

TAEGUK IL CHANG

TAEGUK IL CHANG

Video